es ES
-15% CON EL CÓDIGO FEB24 - MADE IN BARCELONA - ENTREGA GRATUITA

Crear un espacio cómodo para la habitación de un niño puede ser un reto divertido para compartir con tu pequeño. Tanto si vas a amueblar una habitación recién renovada como si simplemente quieres actualizar la decoración actual, amueblar la habitación de un niño significa tener en cuenta su edad y sus intereses, así como sus necesidades. Wellpapers tiene algunas ideas estupendas para amueblar la habitación de un niño que harán que a tu pequeño le encante su habitación.

Diseña el dormitorio de un niño definiendo zonas

Definir zonas diferenciadas en el dormitorio de un niño no sólo lo hará más acogedor, ¡sino también más organizado! Para diseñar el dormitorio de un niño delimitando zonas, empieza por considerar las principales actividades que tendrán lugar en el espacio: dormir, jugar, vestirse, tal vez leer, dibujar y hacer los deberes.

Basándote en este principio, puedes crear una zona reservada para dormir, una zona de lectura con pufs y una alfombra, por ejemplo, o un rincón con un bonito escritorio y una estantería con rotuladores de todos los colores. De este modo, tu peque podrá explorar las distintas zonas y aprovechar al máximo el volumen de la habitación.

¿Y por qué no echas un vistazo a nuestra colección de papeles pintados diseñados para dormitorios infantiles? ¡Te dará mayor visibilidad y creatividad para tu proyecto de decoración del dormitorio infantil!

Implica a tu hijo/a en el proyecto para que convierta el espacio en algo suyo

Cuando amuebles el dormitorio de tu peque, si aún no es demasiado pequeñín/a, deja que sea él o ella quien decida cómo quiere que sea. Esto fomenta la creatividad y la independencia, y les ayuda a hacer suyo su espacio.

Por supuesto, tienes que darles un marco para que las cosas sean “factibles”, pero hay muchas cosas sobre las que pueden opinar: los estampados que les gustan, los colores de las paredes, las opciones de suelo, las alfombras blandas o de colores, las formas de muebles que más les agradan. Implicando a tu hijo/a en el diseño de su dormitorio, podéis crear juntos una experiencia maravillosa, ¡para que pueda crear su propio pequeño paraíso!

Ofrece a tu hijo/a una forma divertida de decorar con papel pintado

Añadir un toque divertido a la habitación de un peque puede ser tan sencillo como elegir un papel pintado lúdico. ¡Una alternativa sencilla y económica para crear un ambiente único! En Wellpapers, nos comprometemos a ofrecer papeles pintados infantiles que revisitan el dormitorio de los niños con diversión y modernidad. Los papeles pintados panorámicos, en acuarela, por ejemplo, crean bonitas atmósferas en escenarios a tamaño real para hacer las delicias de nuestros hijos, tanto si prefieren sabanas, bosques o incluso dinosaurios. Gracias a estas escenas panorámicas, pueden imaginar todo tipo de divertidas aventuras.

Para los artistas en ciernes, también ofrecemos papel pintado de cómics, ¡en versión sencilla o para colorear! Un papel divertido para toda una pared, ¡o para crear un rincón de dibujo donde tu pequeño por fin tendrá derecho a colorear en la pared!

Multiplica el almacenamiento y hazlo accesible

Crear espacio de almacenamiento en la habitación de un niño o una niña es esencial para mantener la zona limpia y organizada. No sólo contribuirá a hacer de su habitación un espacio agradable, sino que también les enseñará buenos hábitos. Al fin y al cabo, con tantos peluches, juegos de mesa, legos y muñecas…. ¡es fácil agobiarse!

Para acostumbrar a tu peque a ordenar su dormitorio, asegúrate de que los muebles que elijas sean adecuados a su tamaño. Armarios pequeños que no sean demasiado altos, cubos de almacenaje debajo de la cama o cestas y cajones de plástico son perfectos para que puedan manejarlos ellos solos como un mayor. Las formas redondeadas, los colores o los estampados pueden ser un pequeño extra para que le guste los espacios de almacenaje.

Regálale un escritorio, como los mayores

Cuando se trata de amueblar la habitación de un/a niño/a, a menudo surge la cuestión del escritorio. Es cierto que un espacio de trabajo puede ser una verdadera ventaja: es un lugar ideal para hacer los deberes, pero también para darle la oportunidad de explorar sus aficiones creativas.

Un escritorio en la habitación infantil es un lugar cómodo para dibujar, colorear, escribir o hacer manualidades. Añade todos sus utensilios y dispondrá de su propio espacio creativo. También es un buen punto de anclaje en su habitación, donde puede acomodarse cuando necesita concentrarse. Podrá sentarse allí tranquilamente cuando coloree algo un poco complicado, o para hacer los deberes sin estar en medio de la cocina, por ejemplo.

Y si te ha gustado este artículo, entonces te van a encantar nuestros consejos para diseñar un bonito espacio profesional, ¡para que puedas trabajar de forma eficaz y con total tranquilidad!

By Gaelle /
Volver atrás

Carrito