es ES
MADE IN BARCELONA - ENTREGA GRATUITA - Posibilidad de pagar en 3x sin intereses - NOVEDAD 👉 NUESTRO KIT DE INSTALACIÓN WELLPAPERS ESTÁ DISPONIBLE

Al contemplar un decorado mediterráneo, ya puedes oír el canto de las cigarras y el sonido de las olas, e imaginar el cielo azul celeste que se extiende hasta donde alcanza la vista y la sensación de la arena caliente sobre la piel… Esto crea un verdadero oasis de paz y da la sensación de estar de vacaciones antes de tiempo. Así que, por favor, abróchate el cinturón, levanta la tableta y mira por la ventanilla. Despegue inminente hacia las costas mediterráneas y ponemos rumbo hacia algunas ideas para trasladar este estilo a tu hogar.

Colores claros para una encantadora decoración mediterránea

Azul que recuerda las calas idílicas o la arquitectura de las Cícladas… El verde que evoca los olivares… Sin olvidar el blanco brillante y omnipresente que aporta una brisa de frescura… Este es el trío de colores ganador para tu decoración mediterránea. Se suaviza con colores más cálidos como el marrón, el beige cremoso, la arena o la terracota. Y, por último, ¡no olvides “dejar entrar la luz del sol”! Sus rayos ambientarán los muebles y accesorios de estas habitaciones de colores claros.

Materiales naturales para una suave armonía

Estos colores se complementan con materiales crudos de líneas limpias. Subrayan la proximidad a la naturaleza, creando una auténtica sensación de vida mediterránea.

En el salón, coloca sillones de mimbre con bonitos cojines de motivos étnicos que recuerden a las comunidades bereberes amazigh, por ejemplo. Para los muebles, opta por líneas redondeadas que aporten un toque de suavidad a tu hogar. Añade cerámicas, jarras y ánforas para conseguir un aspecto rústico y soleado. Y para un aspecto más moderno, apílalas en una variedad de tamaños y formas. Combínalos con cestas tejidas para almacenaje y accesorios de cerámica o esparto natural para acentuar el aspecto crudo y hacer que tu habitación sea más auténtica. Por último, para añadir carácter, una alfombra de yute y unas cortinas ligeras crearán una atmósfera acogedora y envolvente.

Cuando se trata de la ropa de casa, el lino es el elemento clave de la decoración mediterránea. Es un material refinado y delicado al tacto que, además de ser natural y respetuoso con el medio ambiente, es un excelente termorregulador.

Los mosaicos, protagonistas indiscutibles de la decoración mediterránea

El mosaico es el encuentro entre la cultura del sur de Europa y la cultura árabe. Lo encontramos desde el suelo hasta el techo, en vajillas, marcos de cuadros y en los estampados de los paños de cocina. Aunque se dice que son caros, hay alternativas más baratas, como los azulejos premontados o el papel pintado con motivos de mosaico, que darán más colorido a tu casa.

Por último, decora tu casa con un hermoso olivo, símbolo fuerte de la península. Desde sus orígenes, el árbol eterno ha sido un símbolo de paz que se adapta a muchos entornos (siempre que esté expuesto a la luz y bien protegido en invierno).

Como ves, la inspiración mediterránea es una auténtica invitación a un cambio de aires, propicio a la tranquilidad y a la Dolce Vita. Mezclando tradición y modernidad, este ambiente te transporta a las costas del mar Mediterráneo, donde la tranquilidad reina, el clima es suave y el sol abrasador. No sabemos tú, pero nosotros ya nos estamos imaginando en uno de estos pintorescos pueblos, sentados en la terraza de una villa de piedra con vistas panorámicas al mar, mientras escuchamos esta lista de reproducción de Spotify con influencias electro-orientales que nos transporta al corazón de países calurosos…

By Cyrine Chouk /
Volver atrás

Carrito