es ES
ENVÍO GRATIS - ATENCIÓN AL CLIENTE 01 87 65 02 78 - PAGO en 3x sin intereses

El papel pintado es un elemento clave en el diseño de espacios interiores. Pero para conseguir un acabado perfecto y duradero, tienes que elegir el tipo de papel pintado adecuado. Hay varios tipos de papel, desde papel normal hasta no tejido y vinilo autoadhesivo. Entonces, ¿qué papel pintado debes elegir para tu habitación? ¿Cuáles son las características de cada tipo de papel pintado? Sigue leyendo…

Papel pintado vinílico adhesivo, la solución versátil

El papel pintado vinílico está hecho de PVC o cloruro de polivinilo, que es un tipo de plástico. Suele estar recubierto de una película transparente, que lo hace más resistente.

El papel pintado vinílico se ha puesto muy de moda en los últimos años. ¡Y con razón! El papel pintado vinílico es lavable, lo que lo hace ideal para habitaciones que pueden ensuciarse, como la cocina, el baño o el pasillo. Además, nuestros modelos son resistentes a la humedad y a la luz. El papel vinílico se puede utilizar en paredes -lo recomendamos para superficies pequeñas- o en muebles, para un cambio de imagen rápido.

En Wellpapers, nuestros papeles pintados vinílicos son únicos en el sentido de que son adhesivos: en la cara no estampada hay una película protectora que retiras para colocar tu papel pintado en la pared. ¡Y ya está! 

Gracias a la técnica de los “micropuntos”, la cara adhesiva de este tipo de papel pintado está formada por diminutos puntos de cola. Esto evita las burbujas de aire durante la instalación, pero sobre todo facilita la recolocación del papel si te equivocas. Una forma estupenda de conseguir una instalación limpia y fácil. Por supuesto, el papel reposicionable tiene sus límites y no podrás despegar y volver a colocar papel pintado indefinidamente… ¡Pero nos gusta la idea de poder equivocarnos!

Papel pintado no tejido preencolado, el papel pintado resistente

El papel pintado no tejido está hecho de una mezcla de varias fibras naturales, que se hilan en un tejido para crear una hermosa superficie plana. Esto le da una textura flexible pero robusta que facilita su colocación. Eso es lo mejor del papel no tejido preencolado: es muy fácil de poner y quitar. Gracias a su cara preencolada, no tienes que pelearte con el pegamento: basta con humedecer el reverso del papel para activar el pegamento y hacer que la superficie se adhiera. . »

Al igual que el papel pintado vinílico autoadhesivo, el papel no tejido preencolado puede imprimirse en una gran variedad de diseños y colores. Tienes una amplia gama de opciones, desde papel pintado vintage hasta papel panorámico y estilos pop-urbanos

Por último, el papel pintado no tejido se ha convertido en un auténtico favorito, entre otras cosas porque es muy resistente al paso del tiempo, la humedad y la luz. Gracias a su contenido de fibra, mantiene una forma lisa, no se arruga y es menos probable que marque defectos en la pared (siempre que la superficie sea al menos plana). También es ignífugo. 

Y sí, no en vano ofrecemos este tipo de papel pintado en Wellpapers: ¡tiene mucho a su favor!

Papel pintado tradicional, el primero de su clase

El papel pintado existe desde hace siglos y lleva décadas decorando nuestros hogares. En su forma tradicional, el proceso de papel pintado comienza con la creación de una pasta de papel. Según el diseño o los elementos de textura, esta pulpa puede mezclarse después con otros ingredientes como almidón, arcilla y tintes. A continuación, el papel pasa por una serie de rodillos que lo prensan y lo secan. Algunos papeles están hechos de una sola hoja, mientras que otros llevan dos hojas para aumentar su resistencia.

Al igual que el papel preencolado, este tipo de papel pintado es un material respetuoso con el medio ambiente, si se fabrica con papel reciclado y reciclable. Sin embargo, el papel pintado clásico también tiene su lado oscuro: su fragilidad. Es poco resistente a la humedad, las salpicaduras y los roces. 

Por eso es mejor colocarlo en un dormitorio, o en una pared alejada del salón, por ejemplo. Por último, es difícil de colocar, ya que hay que dejar que el pegamento se absorba y luego colocar el papel con mucha precisión, ya que no se puede volver a colocar. Este tipo de papel pintado es igual de difícil de quitar, por lo que es mejor que estés totalmente seguro/a de tu elección.

¿Tienes dudas o preguntas sobre nuestros distintos tipos de papel pintado?

¡Contacta con nuestros asesores!

By Gaelle /
Volver atrás

Carrito